Arbitraje de consumo

Artículo legal
Fecha de publicación 2

El Arbitraje de Consumo es un sistema institucional de resolución extrajudicial de conflictos entre consumidores y empresas o profesionales que se someten al dictámen de uno o varios árbitros quedando vinculados por la resolución de estos que es ejecutiva.

Solo pueden ser sometidos a arbitraje los conflictos sobre los que las partes puedan disponer libremente aunque, de estos, están también excluidos los que versen sobre intoxicación, lesión, muerte o aquellos en que existan indicios racionales de delito.

El arbitraje se desarrollará bajo los principios de audiencia, contradicción, igualdad de las partes y gratuidad. Los árbitros y las partes están obligados a guardar confidencialidad de los datos que conozcan en el procedimiento.

NORMATIVA: El arbitraje de consumo está regulado por el RD 231/2008, de 15 de febrero y la Ley 60/2003 de 23 de diciembre de arbitraje; son normas relevantes también la Ley 30/1992 de Procedimiento Administrativo Común, la Ley 11/2007 de Acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos y el RDL 1/2007 de defensa de los consumidores.

El Sistema Arbitral de Consumo se organiza a través de las Juntas Arbitrales de Consumo, la Comisión de las Juntas Arbitrales de Consumo, el Consejo General del Sistema Arbitral de Consumo y los órganos arbitrales.

LOS ÁRBITROS: La designación de los árbitros que deben conocer de los procedimientos arbitrales corresponde al presidente de la Junta Arbitral de Consumo.

Si los arbitrajes son de Derecho los árbitros designados entre los acreditados a propuesta de las asociaciones de consumidores y usuarios y de las organizaciones empresariales o profesionales deben ser licenciados en Derecho.

La designación de árbitros se realiza por turno entre los que figuren en la lista pubilcada por la Junta Arbitral de consumo o la de árbitros especializados cuando deban ser especializados. Se designarán también árbitros suplentes.

Los árbitros deben ser independientes, imparciales y guardar confidencialidad. No pueden ser árbitros quienes hayan intervenido como mediadores en el asunto o en otro asunto que esté relacionado.

Las partes pueden recusar al árbitro dentro de los diez días siguientes a la notificación de su designación si existe causa para dudar justificadamente sobre su imparcialidad o independencia, el árbitro recusado debe decidir, en el plazo de 48 horas, si renuncia a su cargo. Si decide no renunciar deberá decidir el presidente de la Junta Arbitral de Consumo habiendo oido al árbitro o árbitros designados. Si se acepta la recusación se llamará al árbitro suplente.

Si no se acepta la recusación la parte que la interpuso puede volver a interponerla impugnado el laudo.

EL CONVENIO ARBITRAL: El convenio arbitral puede ser una cláusula del contrato principal o un acuerdo independiente firmado por las partes. Debe, en todo caso, constar por escrito (también son válidas comunicaciones recíprocas por telegrama, fax, burofax, etc), estar firmado por las partes y expresar la voluntad de estas de someterse a arbitraje de consumo. Si la empresa esta adherida al Sistema Arbitral de consumo o utiliza el distintivo público de adhesión al mismo se entenderá que hay convenio arbitral por la simple presentación de solicitud de arbitraje por el consumidor.

En todo caso, aunque no exista convenio arbitral se puede solicitar por el consumidor arbitraje y se ofrecerá dicha posibilidad al comercio o profesional para que puedan aceptarlo o no.

Las empresas o profesionales pueden adherirse públicamente al Sistema Arbitral de Consumo formulando dicha adhesión por escrito o procedimiento telemático. También podrán adherirse a arbitraje electrónico que se realizará por medios telemáticos. En todo caso dicha oferta tendrá un plazo de validez (no inferior a un año) y que el arbitraje sea de equidad así como limitaciones territoriales; si no se expresa esto se entenderá que la oferta es por tiempo indefinido y que el arbitraje será de equidad.

Una vez adherido al sistema, se entregará al comercio o profesional el distintivo legalmente aprobado que podrá exponer en su establecimiento y utilizar en sus comunicaciones comerciales. Este distintivo le será retirado cuando termine el plazo de adhesión, cuando exista utilización fraudulenta del mismo, infracciones graves o muy graves al consumidor, incumplimiento reiterado de los laudos o se realicen prácticas que lesionen gravemente los derechos de los consumidores y usuarios.

En todo caso existe un registro público de empresas adheridas al sistema.

COMPETENCIA TERRITORIAL Es competente la Junta Arbitral de Consumo del lugar donde el comerciante o profesional desarrolle su actividad. Si es en lugares donde existan varias Juntas será compentente la Junta Arbitral de superior ámbito territorial.

PROCEDIMIENTO; DENUNCIA DEL CONSUMIDOR: El arbitraje de consumo se dictará en equidad salvo que ambas partes acuerden expresamente que el arbitraje sea de Derecho.

El consumidor que considere que se han vulnerado sus derechos legales o contractuales podrá presentar por escrito o por vía electrónica una solicitud de arbitraje que deberá presentarse por duplicado (existen modelos normalizados en todas las Juntas Arbitrales de Consumo) y tener el siguiente contenido:

* Nombre, apellidos, domicilio para notificaciones, nacionalidad del solicitante y número de DNI o Tarjeta de Extranjero o, en su defecto, de pasaporte.

* Nombre, apellidos o razón social y domicilio del reclamado o, si no se tienen, los datos que permitan su identificación.

* Breve descripción de los hechos que motivan la controversia, las pretensiones del reclamante determinando la cuantía económica y en qué se funda su pretensión.

* Si se tiene, copia del convenio arbitral. Si hay oferta pública de arbitraje debe expresar su conformidad al mismo.

* Lugar, fecha y firma normal o electrónica.

Si la solicitud tuviera algún defecto formal se requerirá al solicitante para que lo subsane en un plazo no superior a 15 días con la advertencia de que, de no hacerlo, se le tendrá por desistido de la solicitud que será archivada.

Junto a la solicitud se podrán aportar o proponer pruebas.

La Junta Arbitral de Consumo podrá inadmitir la solicitud cuando la considere infundada o considere que no afecta al legítimo interés del consumidor. Dicha inadmisión podrá ser recurrida por el consumidor en un plazo de 15 días hábiles desde su notificación.

PROCEDIMIENTO: El presidente de la Junta Arbitral de Consumo decidirá la competencia territorial y lo remitirá a la Junta competente. Recibida la solicitud, el presidente decidirá sobre la admisión o no de la misma.

Una vez admitida la solicitud se intentará mediar para que ambas partes lleguen a un acuerdo.

Si no ha tenido resultado la mediación el presidente designará al árbitro o árbitros que conocerán del asunto y lo notificará a las partes. También podrá acumular diversas solicitudes presentadas frente a un mismo reclamado cuando tengan las misma causa de pedir.

Se convocará a una audiencia sin más trámite.

Las alegaciones presentadas por el reclamado se considerarán la contestación a la solicitud de arbitraje. De todas las alegaciones escritas, documentos y demás medios probatorios que presente cada una de las partes se dará traslado a la otra, también se podrán a disposición de las partes los dictámenes periciales, documentos probatorios u otros medios.

En el trámite de audiencia las partes pueden modificar o ampliar sus pretensiones y se puede plantear, por la reclamada, reconvención. Dicha reconvención no será admitida si se considera por el árbitro que no es susceptible de arbitraje o que no existe conesión con la solicitud inicial. Si se admite la reconvención se otorgará al reclamante un plazo de quince días para presentar alegaciones o proponer prueba retrasando así la audiencia prevista.

La audiencia se puede celebrar de manera oral, escrita o electrónica. Las partes deben ser citadas con suficiente antelación advirtiéndoles que podrán presentar las alegaciones y pruebas que consideren oportunas. De la audiencia se levantará acta por el secretario del órgano arbitral.

Los árbitos decidirán sobre la aceptación o no de las pruebas propuestas por las partes y podrán practicar, de oficio, pruebas complementarias. Serán admisibles como pruebas medios de reproducción de palabra, sonido, imagen e instrumentos que permitan conocer o reproducir palabras, datos, cifras, etc. Los gastos que ocasione la práctica de la prueba propuesta por una parte los soportará la proponente y los que origien las pruebas de oficio serán sufragados por mitad salvo que aprecien los árbitros mala fe o temeridad en una de las partes, entonces podrán cambiar dicha distribución de gastos.

La no contestación, inactividad o incomparecencia injustificada de las partes no impide que se dicte el laudo arbitral ni le priva de eficacia. Tampoco se considerará como allanamiento o admisión de los hechos alegados por la otra parte.

LAUDO ARBITRAL: Será motivado. Debe ser dictado dentro de los séis meses siguientes al comienzo del procedimiento arbitral (aunque puede ser prorrogado este plazo por resolución motivada)

Si durante el procedimiento las partes han conseguido llegar a un acuerdo el laudo se limitará a recoger el mismo. En este caso el plazo para emitir el laudo será de 15 días.

También se dictará laudo sin entrar en el fondo del asunto cuando el reclamante no concrete la pretensión, no aporte los elementos indispensables para su enjuiciamiento o cuando ambas partes acuerden dar por terminadas las actuaciones o cuando el órgano arbitral considere imposible la prosecución de las mismas.


Especialidades del artículo Mercantil
Temas del artículo
Derechos del consumidor



Realizar comentario como usuario invitado
Escribe tu comentario:

Por cuestiones de seguridad repite este texto:

JoomlaEZ.com's Slideshow Joomla Module - Brings modern web 2.0 slideshow layouts to Joomla based site.
JoomlaEZ.com's Joomla Theme Base - Complete base helps creating professional Joomla template in minutes.

2 Comentario/s a este artículo
Fecha publicación:04-04-2017

Ante todo pido disculpas por mi desconocimiento y por la pregunta que estoy a punto de hacer, pero he oído hablar también de la mediación como una forma de resolver los problemas legales sin tener que ir a los juzgados.

¿En qué se diferencia el arbitraje y la mediación? ¿o tal vez no tienen nada que ver?
Por lo que leo en el Arbitraje parece que tampoco hay que ir a los tribunales.
¿En qué casos se podría acudir a arbitraje o mediación? ¿Cuál es la diferencia?

Muchas gracias,

Fecha publicación:04-04-2017

En contestación a la pregunta de Cris debo explicar cuales son las diferencias entre el arbitraje y la mediación. Ambos son medios extrajudiciales de resolución de conflictos y ambos son voluntarios pero, a partir de ahí, son completamente diferente.

El arbitraje consiste en someter la solución del problema a la decisión de un tercero (un árbitro) de manera que es él quién decide.

En la mediación las partes enfrentadas se reunen voluntariamente asistidas por un profesional (un mediador) pero aquí la solución del conflicto sólo puede llegar si las partes están de acuerdo con la solución encontrada, el mediador no decide sino que su función es asistir a las partes para que alcancen un acuerdo pero, a diferencia del arbitraje, las partes no tienen que asumir ninguna decisión de un tercero sino que lo que ocurra será siempre dependiente de ellas. Eso sí, si las partes llegan a un acuerdo ante el mediador la decisión se recoge en un acta que obliga totalmente a las partes y que es (una vez protocolizada ante notario) un título ejecutivo.

Artículos relacionados





Consultas relacionadas


Consulta de un proceso monitorio
Hace poco una empresa de telefonía ha iniciado un proceso monitorio por una deuda de 300 euros aproximadamente contra mi, como no estaba de acuerdo he interp..

Acoso de compañía telefónica
Consulta legal sobre como actuar si somos acosados por el impago de una factura telefónica.

Reclamación taller
Reclamación por posible negligencia profesional por parte del taller incluyendo el lucro cesante

Profesionales relacionados


Jesús Lorenzo Aguilar Saénz
Abogado en DESPACHO JESÚS LORENZO AGUILAR SÁENZ. Especialidades: Civil,Penal,Reclamaciones Médicas,Mediación,Mercantil,Inmobiliario. Sede Madrid

Mª Rodanas Gurría Bernadaus
Abogada en DESPACHO RODANAS GURRÍA BERNADAUS. Especialidades: Civil, Familia, Separaciones y Divorcios, Tráfico, Inmobiliario, Mercantil. Sede ZARAGOZA.

Elisabet Collado
Abogado en Med3C Asociados. Especialidades: Civil,Deportivo,Inmobiliario,Mediación,Laboral / Seguridad Social,Mercantil. Sede Barcelona

Lexnauta utiliza cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar su funcionamiento y la recopilación de estadísticas anónimas. Consiente el uso de cookies y el tratamiento de las mismas en caso de continuar navegando por nuestra Página Web. Puede acceder a nuestra Politica de Cookies para obtener más información.